Marzo 04, 2024

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Ríos, igual de secos que las presas

Los afluentes de las cuatro cuencas que atraviesan el estado se encuentran a la baja debido a la sequía que afecta al estado desde hace al menos un lustro.

CIUDAD VICTORIA 07 de Febrero del 2024 (RN Noticias) con información de Expreso.- Los principales ríos de las cuatro cuencas en que se divide el Estado, presentan igual que las presas, muy bajos niveles.

La Secretaría de Recursos Hidráulicos para el Desarrollo Social de Tamaulipas, dio a conocer el gasto que los torrentes estatales registran actualmente, siendo cantidades mínimas por segundo.

El “gasto” es la cantidad de agua que pasa por la sección transversal del cauce en una unidad de tiempo, se mide en metros cúbicos por segundo (m3/s), también puede expresarse en litros por segundo, por minuto, etc.

En el norte, la cuenca Río Bravo registra que por Nuevo Laredo corren solamente 95.80 m3/s, siendo el municipio en todo Tamaulipas donde su tramo de caudal tiene más agua.

Y es que por Camargo, Díaz Ordaz y Matamoros el gasto es de 29.90 m3/s; 5.16 m3/s y 4.16 m3 m/s respectivamente al día de ayer 6 de febrero del 2024.

En la misma fecha pero del año pasado, por estos corrían 32.33 m3/s; 35.42 m3/s y 9.94 m3/s en el mismo orden antes expuesto, lo que quiere decir, que se han secado entre un 10 a un 100 por ciento en los últimos 365 días.

Para la cuenca San Fernando-Soto la Marina, por donde se ubican o corren los ríos San Fernando (Conchos); Pilón; Purificación; Corona, así como el Arroyo Grande; el Río Soto la Marina y el San Rafael, para este año no existe registro de aforo, ya que la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) no cuenta ya con personal en dicha región que mida o calcule el agua que escurre en todos esos afluentes.

Pero lo que sí se dio a conocer, es que en esta misma fecha pero del 2023, por el Purificación de Padilla, solo tenía de gasto en su cause 0.2 m3/s, una cantidad nada significativa y que no alcanzaba a desembocar a la presa Vicente Guerrero, por lo que no ayudaba en nada a está última a recuperarse.

A algunos kilómetros de ahí, por el Corona pasaban 0.1 metros cúbicos por segundo, también una cantidad sin importancia alguna que abonó en nada al rubro hidrológico de la región.

Este año, en los dos ríos antes señalados, sigue habiendo la misma o menos cantidad de agua, agravándose cada día más y representando una condición de alerta para toda la ciudadanía en general ante el estiaje que continúa presentándose sin descanso alguno.

En la cuenca del Guayalejo, la situación se torna muy parecida con cantidades de agua raquíticas que se agravaron aún más en este año.

Del sitio de aforo conocido como “La Encantada”, del municipio de Llera, se registraron al día de ayer un gasto de solamente 3 m3/s, una disminución de 2.5 m3/s en comparación de hace un año exacto.

Mientras que en el mismo cause, pero ya denominado como “Río Frío” en Xicoténcatl, solo corren 1.0 m3/s, cuando en febrero del 2023 se registraron 4.4 m3/s, 3.4 m3/s menos que hace 12 meses.

Por último, en el tramo conocido como Río Magiscatzin, en González, es por donde más escurre agua, con un total de 4.0m3/s, aunque son 2.2 m3/s que el año pasado y conforme el tiempo pase y las lluvias no se hagan presentes esto continuará a la baja.

Por último el Río Pánuco es el que más gasto tiene a nivel estado, con un registro de los 75.4 m3/s, aunque también disminuyó su afluente de manera considerable en contraste con el 2023, pues en ese periodo registró 126.7 m3/s.

Estas cifras reflejan la sequía de esta década que diferentes sectores desde civiles hasta productivos califican como la peor en la historia de Tamaulipas, pues nunca se había presentado tan drásticamente la falta de lluvias como desde el 2020 se ha venido agravando la situación, y es que fue el 2016 cuando la tormenta Danielle tragó a la Entidad suficiente agua para llenar desde afluentes hasta embalses.

Con dicha agua, las presas mantuvieron niveles óptimos por algunos años hasta el 2020, ayudadas también con las temporadas pluviales o de huracanes donde se rellenaban o mantenían entre el 50 al 100 por ciento de su capacidad gracias a lo captado.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

© 2021 RNnoticias, Derechos reservados. Edit By JCP