Agosto 05, 2021

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Zarpazo por Abisai Rubio Enrique Rivas se quedó como el perro de las 2 tortas y con un pie en la cárcel.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
 
Enrique Rivas había anunciado que una semana después de las elecciones, en las que él estaba seguro del triunfo, regresaría a terminar su mandato como presidente municipal, sin embargo cuando se presentó a dialogar con el actual alcalde Arturo Sanmiguel para que le entregará el mando, se encontró con la noticia de que por órdenes de Cabeza de Vaca, ya no tenía autorizado regresar al ayuntamiento.
Tras la aplastante, humillante y bien merecida derrota en las urnas electorales, que sufrió en 5 veces ganador de elecciones, el actual alcalde con licencia de Nuevo Laredo Enrique Rivas Cuéllar con el voto de castigo que le dio la ciudadania por su pésima y mediocre administración, hoy ha traído más consecuencias políticas para él.
 
Pues resulta que ahora, le están dando a probar de su propio chocolate, y a quien él ayudo lo están traicionando o siguiendo órdenes de quien aun mantiene el poder en Tamaulipas.
 
Enrique Rivas había anunciado que una semana después de las elecciones, en las que él estaba seguro del triunfo, regresaría a terminar su mandato como presidente municipal, sin embargo cuando se presentó a dialogar con el actual alcalde Arturo Sanmiguel para que le entregará el mando, se encontró con la noticia de que por órdenes de Cabeza de Vaca, ya no tenía autorizado regresar al ayuntamiento.
 
Con está sorpresa y haciendo el coraje de su vida, abandono la presidencia municipal, acusando a Arturo Sanmiguel de traición, y durante todo un día estuvo habiendo llamadas a Cabeza de Vaca, pero ninguna le contestó y tampoco hubo respuesta al tratar de contactarlo a través de terceros, razón por la cual, tomó un avión y se apersonó en la casa de gobierno de Ciudad Victoria, donde tampoco se le permitió la entrada, ni fue recibido por Cabeza de Vaca, lo único que le confirmaron y dejaron en claro, fue que quien aún manda es Cabeza de Vaca y sus decisiones se respetan y acatan.
 
Con estas noticias, Enrique Rivas regresó a Nuevo Laredo, buscando el respaldo de su partido el PAN, para impugnar las elecciones en las que perdió la diputación local por el primer distrito electoral y tampoco encontró eco, ya que en las filas azules culpan a Enrique Rivas de ser el causante de la derrota de su partido en las elecciones del pasado 5 de junio, donde perdieron la presidencia municipal, la Diputación Federal y el primer distrito de Tamaulipas.
 
Tras este abandono y traición de quien él consideraba sus amigos y aliados, tomó a un ciudadano para impugnar las elecciones en su distrito y de esta forma justificar y tratar de tener una salida honrosa del porqué no regresa a terminar su mandado como presidente municipal, noticia que ya trasciende en los medios oficiales y páginas web con convenios económicos con el municipio.
 
La realidad de las cosas, es que por su pésima administración de 5 años, el pan perdió en Nuevo Laredo y ahora a Enrique Rivas Cuéllar lo dejaron como el perro de las dos tortas, sin poder regresar a la presidencia municipal y sin alcanzar la diputación local.
 
Pero lo más delicado para Rivas apenas comienza, ya que la Presidenta Municipal electa de Nuevo Laredo Carmen Lilia Canturosas ya ha asegurado que recibirá una ciudad en ruinas y que auditaran las cuentas públicas de la administración de Rivas para ver en qué se gastaron los más de 15 mil millones de pesos que ejerció durante los 5 años de su administración y que de encontrar irregularidades presentarán las denuncias correspondientes ante las autoridades competentes, las cuales sin lugar a dudas procederán ya que Cabeza de Vaca le dio la espalda a Enrique Rivas, como en su momento Rivas le dio la espalda y traicionó a quien lo llevó al poder Carlos Canturosas.
 
Así que, no creo que a partir del 6 de junio Enrique Rivas Cuéllar pueda dormir tranquilo, porque sabe que sus días están contados y que tendrá que enfrentar a la justicia y que ahora está recibiendo una sopa de su propio chocolate, pero lo que más debe de preocuparle es que ya tiene un pie en la cárcel y peor aun, que esto, es una demanda ciudadana que se recogió en las colonias abandonadas de Nuevo Laredo, donde la ciudadania pide que Rivas vaya a la cárcel por todo lo que se robo y junto con él las familias que hicieron negocio y se hicieron millonarios en estos últimos 5 años.
 
Feliz viernes y que Dios nos bendiga a todos.
© 2021 RNnoticias, Derechos reservados. Edit By JCP